Facebook y Hughes lanzarán servicio de internet de bajo costo en México y Brasil

Patricia Bedolla

Facebook y Hughes Network Systems, empresa especializada en redes y servicios satelitales de banda ancha, anunciaron una asociación para lanzar zonas de conexión Wi-Fi a precios accesibles en México y Brasil.

Las zonas de conexión permitirán a los comerciantes locales de comunidades rurales ofrecer a sus clientes acceso a Internet a través de una modalidad de prepago y a bajo costo.

¿Cómo funciona el internet?

El internet funciona gracias a un VSAT (terminal de muy pequeña abertura) por satélite de Hughes y el equipo de Wi-Fi con la plataforma Express Wi-Fi de Facebook, por lo que pueden entrar a zonas con poca o nada de infraestructura alámbrica o inalámbrica.

En un comunicado, el director senior de la División Internacional de Hughes, Vinay Patel, señaló:

“Nuestra solución combinada llave en mano permite a los comerciantes locales administrar sus propios puntos de acceso y vender servicios de Internet asequibles a personas de todo el mundo”.

El directivo agregó que la asociación con Facebook abre una gran oportunidad de mercado para expandir el servicio de Internet satelital de alta velocidad HughesNet al tiempo que brinda apoyo a las comunidades locales en todo Brasil y México.

“Estamos emocionados de asociarnos con Hughes dado el gran potencial para conectar a comunidades rurales en toda América Latina”,

expresó Paul Monte, gerente de programas técnicos de Express Wi-Fi de Facebook.

Lo que ya se ha hecho

Los clientes de Hughes han desplegado más de 32,000 de sus puntos de acceso Wi-Fi comunitarios con conexión satelital en Rusia, México, Brasil e Indonesia, lo que brinda los beneficios del acceso a Internet a más de 25 millones de personas en todo el mundo.

Cualquier usuario puede acceder a Internet con una computadora de mano o una computadora portátil con capacidad Wi-Fi, ya sea con prepago o subsidiado por el gobierno (USO), según el modelo de servicio.

La solución puede implementarse fácilmente y prácticamente en cualquier lugar dentro de la huella del satélite, incluyendo áreas no atendidas o desatendidas por la infraestructura inalámbrica o por cable.