¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

¿Por qué activar el Modo Nocturno para mejorar la productividad?

Frente Creativo

Quizá hayas notado que en los últimos meses cada vez más plataformas digitales y sistemas operativos han optado por ofrecer la opción de Modo Oscuro (o Modo Nocturno) en sus ajustes; esta simple opción permite esencialmente que el usuario oscurezca las tonalidades de la interfaz.

Aunque muchos encuentran dicho ajuste como algo meramente estético, en realidad su existencia va más allá de ello, enfocándose principalmente en cuidar ciertos aspectos de nuestra salud y de paso, la salud de nuestros dispositivos.

Menos exposición a la luz = menos cansancio

Lo cierto es que el Modo Nocturno no es precisamente una cosa nueva, y su intención va mucho más allá de apelar una cuestión estética en los dispositivos de los usuarios que encuentran los fondos blancos como algo insípido. También es un gran asistente para mejorar la productividad de aquellos búhos que trabajan de noche o durante muchas horas, principalmente.

Si tú trabajas en sectores que requieren de pasar toda la jornada frente a las brillantes pantallas de una computadora o necesitas estar al pendiente de tu smartphone todo el día, naturalmente para el final de la tarde podrías presentar algunas señas de fatiga notando así que tu vista es un poco más borrosa de lo normal; la cosa podría empeorar si trabajas en un ambiente oscuro en el que la luz del monitor contrasta demasiado.

La idea del Modo Nocturno es que se reduzca considerablemente la proyección de luz artificial en el dispositivo y por ende nuestra vista no se sienta forzada durante horas al trabajar. Adicionalmente, la reducción de la luz azul ayuda que el usuario pueda conciliar el sueño, pues varios expertos han hecho hincapié en que la luz azul de los dispositivos, son la causa de algunas afecciones de sueño.

Esto se debe a que la luz afecta el ritmo cardiaco de nuestro cuerpo y lo mantiene alerta, bloqueando un poco la producción de melatonina (la hormona de que nos ayuda a regular los ciclos del sueño). Así que si te preguntas por qué esos últimos 10 minutos de scrolleo en Instagram se convirtieron en tres horas, quizás ahí se encuentre el motivo. 

De cualquier modo, los expertos recomiendan que se deje de mirar la pantalla de los dispositivos al menos una o dos horas antes de ir a la cama, para recuperar el sueño.

En el caso de iOS existen otras alternativas como el modo Night Shift, que, más allá de convertir toda la interfaz en oscuridad absoluta, en cierto momento del día se activa cambiando las tonalidades brillantes y azules de la pantalla, a tonos un poco más cálidos.

Otro beneficio es que en ciertos tipos de pantallas contribuye a la salvación de la autonomía de los dispositivos. Ese es otro de los motivos por los cuales las compañías tecnológicas están optando cada vez más por actualizar sus productos con la inclusión de una alternativa oscura.