¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

5 trucos de Instagram Stories que quizás no conocías

Frente Creativo

Uno de los formatos que se han convertido en el predilecto de muchos power users de las redes sociales, sin duda es el de Stories. Es por ello que plataformas como Instagram y Snapchat, han buscado la manera de ofrecer las mejores herramientas para tenernos felices y ver qué tan creativos podemos llegar a ser.

Aunque pareciera sencillo, a veces hacer una Story atractiva para los demás, podría representar todo un reto, pero sólo es cuestión de práctica y descubrir esas funciones ocultas que hay por ahí, es por ello que nosotros preparamos este breve top que trae consigo algunos secretos que quizás no conocías.

 

1. Esconde tus etiquetas sin perder su funcionalidad

En el menú de adiciones para las Stories, hay un sinfín de etiquetas diferentes. Algunas deberían de permanecer visibiles para la interacción, como las Cuentas Regresivas o las Encuestas, pero quizás habrá otras que quieras ocultar sin necesidad de perder su función.

Un buen ejemplo podrían ser los hashtags, las etiquetas de usuario o bien, las cajas musicales, todas ellas pueden ocultarse al máximo, simple y sencillamente reduciendo su tamaño poco a poco utilizando dos dedos, habrá un punto en el que la etiqueta simplemente ya no se vea más.

Cuando termines de editar y subir tu historia, de todas maneras en la parte superior podrás notar que el título de la canción sigue en la parte superior y, sobre todo, que la canción continúa funcionando. Este truco suele ser útil en historias que requieren de otros elementos como texto o cuando quieres presumir una imagen sin necesidad de dañarla con demasiados puntos de interfaz.

 

2. Pintar la pantalla completa

Este es un truco muy básico, pero tan poco intuitivo y escondido que pocos lo han descubierto. Se trata de la posibilidad de pintar toda la pantalla de cualquier color en tan sólo un tap presionado en la pantalla.

Bien, después de que elijas el video o la imagen que quieres incluir en la historia, sólo debes acceder a los iconos de pinceles, si deseas que el color sea enteramente sólido, selecciona el lápiz básico, el color que te guste y presiona la pantalla hasta que finalmente esté cubierta de dicho color.

Si quieres una cubierta transparente, elige el marcatexto, ya que dejará una capa con opacidad menor. Como consejo adicional, puedes elegir de entre una gama mayor de colores si dejas presionado el dedo sobre cualquier color en la paleta.

3. Subir GIFs

A pesar de que es posible elegir de entre una selección interminable de GIFs para tus Stories, si eres conocedor de los formatos y te animas a hacer los tuyos, también podrías tener la posibilidad de tener tu propio paquete de stickers en movimiento para personalizarlas aún mejor.

Lo que tienes que hacer es crear un canal en la plataforma de Giphy (quien es quien alimenta el catálogo de Instagram), asegurarte de que la intención de ese canal sea única y exclusivamente subir creaciones hechas por ti y no hacer uso de ninguna marca no autorizada, ya que deberás de pedir aprobación de la plataforma para verificar tu cuenta.

Ya que tu cuenta o la cuenta de tu negocio ha sido autorizada, es momento de crear y subir el contenido, asegurándote de que cada uno de ellos siga los lineamientos recomendados para aprobación en Giphy:

– Todos deben venir en formato .gif
– Todos los GIFs deben contar con al menos 20% de pixeles transparentes
– Dimensiones: 500×600 px
– No hay un peso máximo ya que la plataforma comprime automáticamente los GIFs
– Se debe exportar el documento con un loopeo permanente
– RGB

De hecho es posible incluir GIFs desde librerías interminables de aplicaciones como Giphy. Únicamente debes copiarlos y pegarlos en tu Story.

4. Los emoji también pueden ser filtros

Aunque Instagram deja a nuestra disposición una galería variada de filtros que en teoría funcionan con cualquier tipo de imágenes, es probable que por alguna razón alguno de ellos no vaya exactamente con lo que tienes en mente y busques una solución rápida.

Pues aquí hay un hack interesante, primordialmente para lograr degradados sobre la imagen, lo único que necesitas es… simple y sencillamente un emoji, cualquier emoji que aproxime la tonalidad que buscas.

El truco está en colocar el emoji que hayas elegido sobre la imagen, y posteriormente lo único que tienes que hacer es estirarlo, y estirarlo y estirarlo. Por un momento notarás que comienza a tener una apariencia pixelada, pero más adelante notarás cómo el borde se suaviza, únicamente colócalo en donde mejor te parezca, y listo, tendrás un lindo degradado para tus imágenes.

3. Taggear

Cuando grabamos una historia en video habrá momentos en los que queramos resaltar con texto alguna cosa que aparezca a cuadro en un momento determinado, pero no nos gustaría que dicha etiqueta apareciera durante toda la grabación.

Hay formas de que un sticker, texto o un emoji aparezcan sólo en el momento que queramos y que se mantengan ahí sólo durante ese tiempo determinado. Lo único que hay que hacer es tomar el elemento que queremos “taggear”, presionar con él en la pantalla hasta que aparezca una barra en donde determinaremos su punto de aparición y posición.

Practica un poco, ya que esta función detecta objetos automáticamente, y si tu elemento aparece en todo el video o no está en movimiento, es probable que la etiqueta siga apareciendo en momentos no deseados.

 

***

Ahora lo único que hace falta es que te pongas creativo y le dediques un rato a practicar nuevas formas de aprovechar al máximo el espacio que Instagram ha dejado a tu disposición, recuerda que la simplicidad siempre es más atractiva.