Con unas cuantas imágenes, esta campaña publicitaria lo dice todo

Guillermo Todd

“Las hamburguesas de Burger King son tan sabrosas, que no evitarás acabártelas en tu camino a casa”.

Al menos ese es el copy que se nos ocurre al ver los artes con los que la agencia Buzzman anuncia estos productos con su campaña para el público francés de Burger King.

En cada print, se puede ver “evidencia” del antojo voraz que se apropiaría de cualquiera que tenga una hamburguesa de esta cadena de restaurantes de comida rápida, en mano.

Esta genial campaña que casi no usa palabras para detallar las cualidades de un producto, fue pensada para promover la modalidad de Drive-Thrus de dicha compañía.

Cada arte deja ver los lugares más comunes con los que un conductor hambriento tiene contacto a la hora de conducir: la palanca de velocidades, el volante y los asientos.

Lo que hace tan cercano este material publicitario es lo precisa de cada imagen, ya que es muy probable que si alguna vez has conducido un auto y comido al mismo tiempo (no es algo que recomendaríamos, claro), es muy probable que dejes un desastre de grasa, semillas de ajonjolí y salsa de tomate por todas partes.

La agencia incluso colocó restos de hamburguesa en el piso y en los asientos de cuero de este automóvil para reflejar lo que quedó luego de un ataque de antojo que un cliente sentiría al tener una Whopper en sus manos.

Esta es una forma elegante de anunciar algo en un print visualmente atractivo, cercano al público y muy bien ejecutado.

Como dijimos en la cabeza de este artículo “con unas cuantas imágenes, esta campaña publicitaria lo dice todo”.