Esta compañía automotriz lanzó el mejor comercial animado de las fiestas decembrinas

Guillermo Todd

Con el fin de sumarse a la coyuntura navideña, Toyota y su agencia creativa Conill, se unieron con la compañía de producción Lobo, que les ayudó a crear un cortometraje comercial animado que brilla por su propuesta visual y conmovedor argumento.

El eje argumental de esta pieza es “unir a la familia en esta temporada, en especial si tomamos en cuenta que 2020 ha sido un año especialmente difícil”.

A lo largo de esta historia vemos cómo se hace hincapié en la unión familiar, así como en permanecer con nuestros seres queridos incluso si no podemos estar físicamente con ellos debido a la pandemia.

Toyota quiere empujar el mensaje de que 2020 fue un año de cosas muy malas, pero que también nos enseñó a valorar más intensamente el cariño de las personas con las que pasamos este año.

El otro mensaje de este comercial no es otro más que vender automóviles de la marca, pero en esta ocasión vemos nuevamente cómo el producto se relega a un segundo plano para darle espacio a la historia, que pone en primer plano los valores de la compañía y las emociones que la temporada navideña suele traer consigo (según los publicistas).

De nuevo, para internacionalizar el mensaje, se optó por contar con personajes silentes que transmiten emociones a través de su lenguaje corporal y ocasionales suspiros.

Échale un vistazo a esta pieza y comparte con nosotros tu opinión. ¡Nos encanta leerte!