Tesla nos da una master class en cómo adaptar un negocio al Covid-19

Guillermo Todd

Luego de “resistirse un poco” a modificar sus fábricas de vehículos autónomos Tesla Model 3 para producir respiradores, Elon Musk, fundador de la compañía automotriz, decidió darnos una lección de cómo adaptarse a una crisis y ayudar a la población en tiempos difíciles.

A través de un video, se nos deja echar un vistazo a las entrañas de una de las fábricas de Tesla, en la que podemos ver cómo se aprovechan partes del Model 3 para fabricar los dispositivos que tanto hacen falta para mantener con vida a los enfermos de Covid-19 en Estados Unidos.

De acuerdo a un reporte del portal tecnológico TechCrunch, la cámara de mezcla, una parte usada en los vehículos fabricados por la compañía de Musk, se aprovecha para almacenar oxígeno que posteriormente se bombeará con los respiradores, mientras que otro sistema firmado por Tesla le da potencia al dispositivo sanitario.

De esta manera Tesla muestra cómo algunas compañías pueden convertir sus fábricas y procesos de producción para anteponerse a una crisis como la provocada por el brote del coronavirus Cov-2 que provoca la enfermedad Covid-19.

Junto con esta firma, otras del sector como GM y Ford fabrican respiradores para surtir entre los hospitales y clínicas de Estados Unidos.

Por su parte, firmas tecnológicas como Apple e incluso el gigante chino del eCommerce, se han dedicado a fabricar equipo para tratar a los enfermos de este nuevo tipo de coronavirus, así como a distribuir lo necesario para contener la pandemia.

Este movimiento sin duda ayudará a mejorar la imagen de Tesla frente a la crisis, que durante sus primeras semanas, dejó muy mal parado a Elon Musk, su dueño, por su resistencia inicial a fabricar los tan necesarios respiradores.