Televisión abierta gana terreno durante contingencia por el Coronavirus

Guillermo Todd

Durante las semanas que los mexicanos hemos estado en nuestras casas para evitar propagar el virus Sars Cov-2, un claro ganador del mundo mediático ha sido, sin duda, la televisión abierta.

En los largos lapsos de tiempo que tenemos que pasar en casa, saliendo únicamente para cubrir las necesidades más básicas, millones han optado por encender la televisión, tanto para ver las noticias en televisión abierta, como para entretenerse.

El rating de la señal abierta ha crecido 10.29% desde que se declaró la emergencia sanitaria declarada el 30 de marzo, según un estudio realizado por la encuestadora Nielsen IBOPE.

Como era de esperarse, los noticieros son los programas predilectos de la audiencia, lo que ha incrementado el tiempo de transmisión a un promedio diario de 20.7%.

Durante las cuatro semanas previas a la contingencia, la televisión destinó más tiempo a la transmisión de películas y series, mientras que la de los eventos deportivos decreció por la suspensión de cualquier encuentro de esta índole.

Otro claro ganador que ha surgido de la contingencia ha sido el sector de las plataformas OTT o de streaming audiovisual, como Blim, Netflix, HBO, Claro Video, Hulu o Amazon Prime, servicios que crecieron 7.26% durante el tiempo en que hemos estado en casa.

Volviendo al tema de la TV abierta, esta plataforma ha cambiado un poco el contenido que transmite todos los días, siendo las películas, las que más han visto un incremento en su tiempo al aire, seguidas de los noticieros y los programas de revista.

En el caso de la televisión de paga, el cine se mantiene como el género con mayor distribución, seguido de las series de animación.

Resulta interesante destacar que las compañías que se anuncian en esta plataforma también han cambiado, ya que los anuncios pagados por las asociaciones civiles empresariales aumentó a 4,443 piezas, mientras que los de las tiendas de autoservicio se redujeron a 13 mil 644, según la encuestadora.

El Gobierno, por su parte, ganó audiencia, ya que la permanencia de la audiencia durante las conferencias creció 22.94%.

Hasta el 5 de abril, Nielsen Ibope registró que casi 12 millones de personas (11.8 millones), vio al menos un minuto de alguno de los encuentros protagonizados por las autoridades mexicanas en televisión nacional.

Durante estos días, la permanencia de la gente en casas ha cambiado sus hábitos de consumo, siendo la televisión, las redes sociales y los videojuegos, algunas de las formas de entretenimiento y comunicación con el exterior más utilizadas durante la contingencia.