Esta marca renovó su imagen para atraer a nuevos consumidores

Guillermo Todd

Para muchas empresas, renovar su imagen puede ser peligroso, pero en algunos casos, esta decisión puede ayudar a atraer a un nuevo tipo de público.

Tal es el caso de Sun-Maid, una firma especializada en alimentos nacida en 1912, que cambió su imagen tradicional por una un poco más moderna, colorida y atractiva para el público que acaba de comenzar a hacer sus compras por sí solo.

El logo tradicional por el que la marca ha sido conocida por más de 40 años años, es el de una joven con boina roja que sostiene una cesta llena de uvas verdes.

Si bien esta imagen no cambió radicalmente, sí se hicieron ajustes en tipografía, identidad visual y la presentación gráfica tanto de la joven como la de las frutas de la caja, que evocan al origen natural de los productos que contiene.

La idea es renovar el diseño de la marca pero sin dejar de apelar a la nostalgia, ya que muchos de los nuevos consumidores a los que Sun-Maid quiere atraer, crecieron consumiendo sus productos.

“Creemos que muchos millennials, enfrentados a todas esas opciones de bocadillos que hay actualmente, se han olvidado un poco de nuestra marca,” indicó Harry Overly, jefe ejecutivo de Sun-Maid, “así que creemos que el rediseño traerá de vuelta nuestro producto a la primera fila de opciones para nuestros nuevos consumidores”.

Además de esta renovación, la compañía basada en California lanzó nuevos productos que, se espera, satisfagan el apetito y los nuevos hábitos de consumo de los consumidores de hoy.

¿Será suficiente este cambio para atraer a los millennials? Si bien el cambio no fue drástico, sí es un interesante movimiento por parte de este colectivo de granjeros de Estados Unidos. Solo el tiempo decidirá si la renovación de imagen fue suficiente para mantenerse vigente en el gusto de los clientes.