La complicada tarea de traer de vuelta a la gente a los cines

Guillermo Todd

Sony Pictures Entertainment tiene la compleja tarea de reanudar las actividades en las salas de cine y de paso, reactivar a la industria cinematográfica, una de las más afectadas por la crisis sanitaria.

Para tales efectos, la distribuidora lanzó el primer avance de Monster Hunter, una cinta de aventuras y acción que se espera, pueda estrenarse en salas para finales del año.

Sin embargo. Esta es una apuesta complicada y con altas probabilidades de fracasar, ya que a nivel mundial, conforme la pandemia se acerca a su segunda ola, se han vuelto a tomar drásticas medidas de distanciamiento social e incluso cuarentena.

De suceder esto, el estreno de Monster Hunter en cines podría verse seriamente afectado, ya que su éxito depende 100% de su proyección en las salas de cine de todo el mundo y del llenado de butacas cada vez más difíciles de ocupar.

En México algunos cines han reanudado actividades y bajo estrictas restricciones, pero en otros países, esto no ha sucedido.

Dicho fenómeno ha arrinconado a grandes productores como Disney a retrasar la producción y estreno de sus cintas o de pasarlas directamente al mercado del streaming audiovisual.

En una época en la que es cada vez más difícil volver a las salas de cine, ¿qué le depara a una cinta como Monster Hunter?

Tal vez la solución sea retrasar su estreno o vender los derechos de transmisión a Hulu, Netflix, Amazon Prime o HBO.

Además, un factor que no hemos tomado en cuenta es en la pésima recepción que el concepto de la cinta Monster Hunter, protagonizada por Milla Jovovich, ha tenido entre el público, en especial el fanático de la principal fuente de inspiración de su argumento, el videojuego del mismo nombre producido por el estudio japonés Capcom.

Estrenar cintas en salas de cine es una apuesta complicada y publicitar una cinta como esta, debe ser un verdadero reto.