Ryan Reynolds y Hugh Jackman protagonizan este hilarante comercial de café

Guillermo Todd

Laughing Man es una fundación que apoya a las comunidades dedicadas a la producción de café, al invertir en programas que les ayudan a acceder a servicios de salud, educación y desarrollo.

Detrás de esta idea están el actor Hugh Jackman y su socio Deb Steingard, quienes intentan, en la medida de lo posible, promover la distribución y consumo responsables de café, para evitar que las familias que viven de su cosecha, pierdan su empleo.

La compañía tiene una cafetería en la Ciudad de Nueva York, donde Jackman dona todas las ganancias obtenidas a dicha fundación.

De hecho, Laughing Man cuenta con un documental en el que se detalla el camino de Jackman y su socio para ayudar a las comunidades cafeteras en situación de pobreza.

El material refuerza lo que toda compañía debería tener: una filosofía y un grupo de valores bajo los cuales cada decisión comercial sea regida.

La razón por la que hablamos de todo esto es por el hilarante comercial protagonizado por Jackman y narrado por su “enemigo amistoso” Ryan Reynolds.

En el spot titulado “Nice Morning”, vemos cómo un enfurecido y decepcionado Jackman se levanta de mal humor cada mañana solo para activarse y convertirse en su “verdadero yo” tras tomar una taza de Laughing Man.

Gracias a la excelente actuación del australiano, es clarísimo el efecto positivo que tiene el producto sobre él.

El comercial no tiene desperdicio alguno y más por el excelente trabajo que Reynolds hizo para su amigo.