¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

La estrategia de 10 minutos que mejorará tu rutina matutina

Guillermo Todd

Cada mañana es una oportunidad de comenzar una rutina de tan solo 10 minutos que no solo aumentará tu productividad, sino que te hará más proclive a cumplir todas tus metas.

Tal vez al principio sea difícil darle seguimiento, pero a los pocos días de llevarla a cabo, esta rutina irá formando parte importante de cada una de tus mañanas.

Comienza tomando un vaso de agua al despertar

No importa si es agua simple o tibia con un toque de jugo de naranja o limón, lo importante es mantenerte bien hidratado.

Los expertos recomiendan siempre beber un vaso de agua cada mañana para que tanto el cerebro como el resto del cuerpo funcionen correctamente.

Recuerda que cuando te levantas por la mañana, han pasado al menos ocho horas sin que tu cuerpo se haya rehidratado, por eso llevar este paso a cabo es muy recomendable.

Respira profundamente

Invierte entre uno y dos minutos para realizar ejercicios de respiración después de levantarte de la cama.

Es sencillo, solo tómate un tiempo para tomar de seis a diez respiraciones profundas por minuto para “reiniciar” tu sistema, reducir la ansiedad y aumentar tu energía.

Respirar profundamente también ha demostrado ser efectivo para fortalecer el sistema inmunológico y aumentar la concentración.

Si tienes Apple Watch, puedes ingresar a la app Respirar para ayudarte a realizar esta rutina.

Estira

Usa de dos a tres minutos para estirar todas tus extremidades. Esto fomentará la circulación de la sangre, reactivará tu sistema nervioso y a sentirte mejor.

Para estirar de forma efectiva, te recomendamos hacer lo siguiente:

Párate junto a la cama, entrelaza los dedos, levanta las manos por encima de tu cabeza con las palmas hacia arriba, levanta los brazos estirando tu tórax, cuenta hasta 10 y suelta.

Visualiza tu día

Mentalmente, repasa tus pendientes y ve ordenando tus ideas. De esta manera llegarás a la oficina con una imagen mucho más clara de lo que tienes que hacer inmediatamente y las tareas que pueden esperar.