Heinz creó el rompecabezas más “ridículamente lento” del mundo

Guillermo Todd

Heinz, la marca estadounidense especializada en condimentos y alimentos enlatados, lanzó un producto pensado especialmente para quienes tienen demasiado tiempo libre entre manos .

Se trata de un rompecabezas inspirado en su condimento más popular, la salsa de tomate tipo catsup de 570 piezas completamente rojas.

Incluso con un solo color, el reto sigue allí, ya que para completar este puzzle, se tendrán que encontrar las piezas que encajen a la perfección, proeza que según Heinz, “tomará mucho tiempo en cumplirse”.

Sin embargo, la idea de la compañía se cumple perfectamente, como su campaña de lanzamiento reza, “es un reto para quienes tienen más tiempo disponible que antes”.

En un video promocional, la marca le pide a sus clientes que se hagan del rompecabezas usando sus redes sociales oficiales para contar cómo y con quién intentarían armarlo completamente.

Es probable que mucha gente se tome el reto muy en serio e intente armar el puzzle en tiempos cada vez más cortos o tal vez con técnicas infalibles que inspiren a otros a hacerse de este producto.

Dicho juego de mesa “increíblemente lento” recuerda la forma en la que la catsup llega a salir de la botella por su legendario nivel de espesor, propiedad que Heinz ha sabido explotar con la jocosa frase “las cosas buenas se toman su tiempo”, relacionando lo lento que el producto sale del bote con su alta calidad y particular sabor.

Vaya manera de mantenerse vigente a ojos de los consumidores y de entrar a las casas de sus clientes.