¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

El 14 de febrero evoluciona y aquí están los datos para demostrarlo

Guillermo Todd

El Día de San Valentín o Día de los Enamorados, ya evolucionó. No se trata solo de comprarle cosas a tu ser querido, sino de regalar experiencias y de pasar tiempo con quien más quieres.

Al menos eso es lo que dice un estudio que revela que las viejas estrategias de marketing alrededor de esta efeméride, se están volviendo cada vez más obsoletas frente a los gustos de los nuevos consumidores.

Según la plataforma de optimización de comercio móvil Button, muchas de las personas que antes acudían en masa a las tiendas a comprar regalos o viajes, ahora lo hacen a altas horas de la noche, desde sus teléfonos y siempre buscando las ofertas más atractivas.

Los millennials y centennials ya ni siquiera quieren salir de casa para comprar algo para el Día de San Valentín, ya que todo lo piden en línea y lo esperan a la puerta de su departamento.

Muchos compran de madrugada esperando encontrar las mejores ofertas, así que los estrategas de marketing tienen que encontrar nuevas maneras de anunciar sus productos, ya que las visitas a los puntos de venta físicos y la falta de ofertas, se han vuelto cada vez menos populares entre los consumidores.

Nicole Silver, vp de marketing de Button, dijo al portal AdWeek que “el tiempo que pasan los consumidores en sus celulares es el doble de lo que pasaban en la computadora”. Esto revela una clara tendencia:

Anunciarse en línea ya no es suficiente, hay que evolucionar la estrategia a una mucho más móvil, más orgánica que facilite la compra.

Con esto, entra otro problema, el de la gran competencia que hay en internet.

Para los mercadólogos, el Día de San Valentín dejó de ser fácil. Ahora es una gran oportunidad para evolucionar.