Cómo las marcas usaron tus series favoritas para venderte cosas (sin que te dieras cuenta)

Guillermo Todd

En televisión (y en el cine), nada es un accidente, y si llegaste a ver a algún protagonista compartir escena con un producto de la vida real, es porque esa marca probablemente pagó un buen dinero para aparecer allí.

Sí, no hay tal cosa como una “inserción inocente” de marcas para añadirle realismo a un universo que se nos pinte en televisión.

Celebramos este 21 de noviembre, día mundial de la televisión, enlistando algunas de las ocasiones en las que las marcas del mundo real se mezclaron con el mundo de ficción de nuestras series favoritas.

Stranger Things 

Con el pretexto de darle más autenticidad al mundo en el que se desarrolla esta serie (ambientada en los ochenta), Netflix cerró varios tratos con un gran número de marcas que cedieron los derechos de uso de sus identidades visuales retro para aparecer en casi todas las esquinas del pueblo de Hawkins, Indiana.

Tan solo Eleven, personaje principal de la serie, es famosa por ser vista cargando su caja de waffles de microondas Eggo.

Estrella de Galicia (marca española de cerveza)

Tal vez esta inserción publicitaria pasó desapercibida entre la audiencia latinoamericana, pero en España, los televidentes no tardaron en darse cuenta del más que obvio product placement que hubo en el episodio final de una de las temporadas de la serie La Casa de Papel.

Hasta la marca anunció con orgullo que los personajes “habían usado uno de sus camiones” para fugarse.

The Big Bang Theory y Pringles

A lo largo de esta serie, los personajes aparecen comiendo las famosas papas del cilindro de cartón. ¿Coincidencia? ¡Nunca en el mundo de la publicidad!

Lucky Strike (cigarrillos)

En la serie Mad Men se habla del mundo de la publicidad en la década de los sesenta, y como era de esperarse, un vendaval de marcas hacen su aparición aquí.

Sin embargo, hubo una muy especial que fue eje argumental de varios episodios de esta serie: Lucky Strike, ya que dentro del universo habitado por el genial Don Draper, esta empresa estadounidense de cigarrillos era la que mantenía a flote las finanzas de la agencia publicitaria Sterling Cooper.

Una vez que pierden la cuenta, los personajes principales tienen que hacer hasta lo imposible para no quedarse sin trabajo.

Deliciosas Coca-Colas en altamar

En la celebrada serie de televisión El Barco, la marca estadounidense Coca-Cola llegó a colar un suministro ilimitado de botellas de su bebida estrella.

Nunca se explica porqué un barco a la deriva tiene acceso a tanto refresco carbonatado, pero los escritores de la serie se aseguraron que los personajes siempre tuvieran una botella a la mano, sin importar cuántos meses llevaran a cientos o miles de kilómetros de la tienda más cercana.

Sex and the City y Apple

Si una marca se encargó de aparecer una y otra vez en esta serie, fue Apple, que parece que dentro del universo de este programa televisivo, es la única empresa que fabrica computadoras portátiles.

¿Dónde más has visto estos casos de marcas reales compartiendo escenas con los personajes de tus series favoritas?