Pepsi quería anunciar su nueva bebida en el espacio, pero cambió de opinión

Pamela

Hace tiempo se dio a conocer que la empresa rusa, StartRocket, quería llevar al mundo de los anuncios publicitarios fuera del planeta… literalmente. Meses atrás, esta empresa publicó un video en el que explicó cómo es que dicho espectáculo sería posible:

Pepsi es una de las primeras compañías que decidieron sumarse a lo que pareciera una nueva y llamativa tendencia para anunciar sus bebidas, por lo que hace unos días se dio a conocer que comenzaron con una colaboración que pretendía instalar una constelación de pequeños satélites en la órbita del planeta, como una campaña para promocionar una nueva bebida energética, llamada Adrenaline Rush.

Sin embargo, de acuerdo con información recogida por el medio SpaceNews a través de un representante norteamericano de la compañía, al parecer luego de la demostración de StartRocket en la estratósfera, Pepsi quedó poco fascinada, pues no continuaron con el proceso luego de ver el resultado con el logo de la bebida, pese a que consideran que “la experiencia es única”.

Un espectáculo de proporciones gigantes… pero no en una buena forma

Los motivos difieren de la intención principal de la campaña: Adrenaline es una bebida energética pensada para la comunidad gamer; sin embargo, lo que parece ser poco atractivo, es que los mensajes publicitarios podrían visualizarse a 50 kilómetros cuadrados luego de que los nanosatélites comiencen a reflejar la luz del Sol.

Esto no podría resultar en el agrado de aquellos puristas que aman el cielo despejado, ya que representaría una importante contaminación visual y tampoco a aquellos que no sean precisamente target del anuncio. La dificultad de esta técnica versa precisamente en el hecho de que no hay precisamente una manera de segmentar a la audiencia y de paso, que los satélites duran en la atmósfera aproximadamente un año.