Qué hay detrás de Cloud Macchiato, la nueva bebida de Starbucks y Ariana Grande

Pamela

Starbucks es una de esas marcas que se caracterizan por ponerle un toque especial a la experiencia del cliente, ejemplo de ello es su promesa constante de tener siempre la posibilidad de entregar la bebida perfecta para cada exigente gusto.

La idea de las bebidas personalizadas se complementa en cada temporada con una oferta actualizada que ofrece ingredientes especiales y de ahí posteriormente surgen campañas exitosas como pudimos verlo hace dos años con el Unicorn Frappuccino y el Mermaid Frapuccino, dos bebidas que generaron furor entre los usuarios de redes sociales.

Un camino críptico hacia las nubes

Tras el éxito de campañas como las antes mencionadas, era cuestión de tiempo para averiguar cuál sería el siguiente movimiento de la cadena oriunda de Seattle, y la respuesta brotó recientemente cuando comenzaron a existir publicaciones misteriosas y crípticas que sugerían una colaboración entre Starbucks y la cantante Ariana Grande:

 

Y después de eso se develó el nombre de la nueva colaboración: una bebida denominada como Cloud Macchiato, que está disponible en dos versiones distintas, caramelo y canela, ambos con una promesa baja en calorías para el deleite.

 

El factor aspiracional: algo más que una simple bebida

Si pudiésemos escoger una palabra para determinar la clave del éxito de este tipo de campañas, definitivamente “aspiracional” propondría la base de todo.

La intención detrás de limitar la cantidad de ingredientes para preparar la bebida el día del lanzamiento, versa en la intención de convertirla en una especie de objeto del deseo: todos querrán ir por ella, y todos querrán generar una evidencia acerca de ello.

Así, el efecto aspiracional de la bebida misma genera un sentimiento de satisfacción para el cliente afortunado que haya tenido la oportunidad de encontrarlo, y esto conlleva a que comparta la experiencia con sus amigos y se refiera al producto a través de las redes sociales, convirtiéndose en promotores.

Fuentes: Starbucks, Ariana Grande