Con dispensadores de producto esta marca busca reinventarse y ser más ecológica

Guillermo Todd

Nivea lanzó su primer dispensador de producto para reducir la cantidad de envases plásticos que distribuye al año.

Con esta iniciativa, la marca podría reinventarse y ofrecer su producto de una manera que ayude disminuir el daño que los desechos plásticos provocan al planeta.

Por ahora, el único producto en distribuirse de esta manera en supermercados es gel de ducha, pero pronto podríamos ver más variedad en la oferta de autoservicio de esta marca alemana especializada en productos del cuidado de la piel.

De momento, esta iniciativa se implementó en Alemania y no hay noticias de que vayamos a ver dispensadores de producto en tiendas de nuestro país.

La idea es que un cliente acuda al punto de venta con su envase vacío, pague y lo llene del producto que necesita. Así, la cantidad de envases necesarios para distribuir cremas, geles y otros productos similares, será mucho menor a mediano y largo plazo.

De acuerdo a Caroline Zia, directora senior de desarrollo de fórmula en Nivea, “el concepto del refill no es nuevo y en realidad, no todos los productos de la marca pueden adaptarse a este sistema, sin embargo, hay oportunidad de analizar qué fórmulas pueden aguantar el ajetreo del constante relleno para mantener los estándares de calidad que caracterizan los productos de Nivea.

Por ahora, Nivea parece marcar un nuevo estándar en el tema de marketing y diseño industrial, ya que de tener éxito el modelo de dispensadores, otras compañías podrían seguir el ejemplo y presentar sus propias soluciones.

La publicidad y comunicación de esta firma teutona también tendrá que adaptarse a este nuevo formato y buscar la manera de convencer al público de que los dispensadores ofrecen la misma calidad de siempre, solo que en una presentación distinta.

Nota realizada con información de Design Boom.