¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

La extraña pero efectiva campaña contra las drogas que rompió las redes

Guillermo Todd

En Dakota del Sur, Estados Unidos, un eslogan ha llamado la atención de propios y extraños.

Se trata de la frase “Meth: We’re on it“, que se podría traducir en “Metanfetaminas: Estamos colocados”, una forma menos formal de implicar que todo el estado de Dakota del Sur esta drogado con esta sustancia.

Por obvias razones, la campaña financiada por el estado llamó tanto la atención, que en redes sociales comenzaron a discutirla, dejando claro que si un objetivo logró el eslogan, fue el de causar un gran impacto entre la gente.

Sin embargo, la intención real de la frase no podría estar más alejada de lo que cree la gente, ya que la campaña busca indicarle a los nativos y visitantes de este estado que tanto las autoridades como la población en general “están atendiendo el tema del combate a las metanfetaminas“.

Según medios locales, hubo quienes no entendieron el mensaje, por lo que pensaron que en serio el estado de Dakota del Sur estaba, de alguna manera, promoviendo el uso de las drogas duras entre su población más vulnerable.

Hubo personas que usaron las redes sociales tanto para criticar a los responsables de la campaña, como para hacer bromas al respecto, llegando incluso a hacer referencias al Walter White, personaje principal de la serie de AMD Breaking Bad, quien vendía metanfetamina en Nuevo México y alrededores.

Por su parte, Kristi Noem, gobernadora del estado, usó su Twitter oficial para aclarar que el eslogan fue hecho así a propósito, pero no para fomentar el consumo de estupefacientes, sino para llamar la atención.

Recordemos que el objetivo de una campaña publicitaria será siempre ser memorable.

Esta no es la primera vez que algo así sucede en este territorio de Estados Unidos, ya que en 2014, se usó una frase con doble sentido para prevenir a los automovilistas de los peligros de conducir rápido en caminos congelados.

La frase en aquella ocasión era “Don’t jerk and Drive”, que podría traducirse en “No la jales y conduzcas al mismo tiempo”, que funciona tanto para referirse al acto de la masturbación, como al movimiento impulsivo que un automovilista hace al momento de querer corregir su rumbo en terreno difícil.