Este comercial de McDonald’s para el Ramadán no tiene desperdicio

Guillermo Todd

Como sabemos, McDonald’s es una cadena de comida rápida con presencia en todo el mundo. Esto incluye, por supuesto, a Arabia Saudita, país musulmán cuyas leyes religiosas se respetan con disciplina.

Sin embargo, esto no detiene a los creativos encargados de promocionar la marca de su cliente, para crear nuevas y creativas maneras de mantenerse en las mentes de sus consumidores potenciales.

Por ello, Leo Burnett Saudi Arabia, la agencia encargada de la rama saudí de McDonald’s, lanzó una campaña especial para el mes sagrado del Ramadán, en el que los musulmanes de todo el mundo ayunan del amanecer al crepúsculo, hasta que llega el Iftar, la comida de la tarde.

El reto para estos creativos fue, de alguna manera, anunciar comida sin romper la regla saudí de ¡no anunciar ningún tipo de alimento durante el Ramadán! Por ello, se colocó un reloj de arena que va contando el tiempo restante para el próximo Iftar y sus clientes puedan acudir a sus sucursales a comer.

Hay tres versiones del reloj de arena: una con forma de un paquete de papas fritas, otro como una Big Mac, el ítem más popular de la compañía; y uno más con forma del postre helado McFlurry.

La campaña oculta el famoso logo de McDonald’s hasta que la arena llega al otro lado del reloj y es en ese momento cuando la cadena de comida rápida puede volver a vender sus productos.

Así estará llevando su publicidad esta empresa hasta el 24 de mayo, día en que termina el mes del Ramadán en 2020, según el calendario lunar.

Podrás ver vaciarse este reloj de arena en tiempo real tanto en redes sociales de la cadena como en los drive-thrus de Arabia Saudita (si andas por ahí, mándanos una foto).

Ingeniosa manera de anunciarse, ¿no?