Niños le hacen una Cajita Feliz a sus abuelos y así reaccionaron

Guillermo Todd

La rama sueca de McDonald’s lanzó una campaña conmovedora en la que los papeles se revertían y los niños “le hacían una Cajita Feliz” a sus abuelos para combatir las secuelas de varios meses de distanciamiento social.

Lo que se busca con este ad es romper la rutina de los adultos mayores que más precauciones deben tomar en estos tiempos de crisis sanitaria y recordarles que son queridos por su familia.

Por lo regular, son los padres o abuelos los que llevan a sus hijos o nietos a una sucursal de McDonald’s para comprarles una Cajita Feliz, pero desde que la pandemia nos obligó a distanciarnos socialmente, esta actividad dejó de tomar lugar.

Por ello, a la distancia y mediante videollamadas, McDonald’s presentó algunas de las Cajitas Felices que los niños les hicieron a sus abuelos, en las que depositaron mensajes alentadores y dibujos hechos por ellos mismos.

La campaña también busca informar a sus clientes de que conforme las medidas de distanciamiento se relajan en Suecia, algunos lugares dentro de sus sucursales comenzaron a abrirse, pero que para evitar contagios, los adultos mayores deberán continuar en casa.

McDonald’s, Burger King, Ikea, Nike y Heinz, por nombrar solo algunas marcas, han tenido que transformar sus canales de comunicación y adaptarse a “la nueva realidad”, ya sea ajustando la identidad de algunos de sus productos o enviando mensajes de esperanza a sus consumidores.

Happy Meal Senior es solo otro esfuerzo publicitario más por mostrar empatía con el público y ayudar un poco a quienes por salud tienen que continuar aislados de sus seres queridos.