Esta compañía promete no volver a ignorar la diversidad en sus campañas publicitarias

Guillermo Todd

¿Alguna vez has visto un comercial en la televisión y al ver al tipo de modelos que salen allí, te has preguntado quién es la persona responsable del casting y en qué mundo vive?

Al momento de conectar con tus audiencias como marca, es necesario cuidar muy bien el tipo de personas que avalarán tu producto al aparecer en “las teles”, “los radios” o “los artes”.

Por ejemplo, hay directores de arte que se niegan a usar modelos de tez más oscura porque creen que “rebajan la calidad de su producto” (este caso es real y lamentablemente, se sigue repitiendo mucho entre un gran número de agencias de publicidad en el mundo), mientras que otros optan por contratar a modelos de perfil demasiado “nórdico” para anunciar productos en países donde la mayoría de la gente no luce así.

Si bien hay esfuerzos genuinos por mostrar más diversidad en el mundo de la publicidad, pocas marcas han hecho tanto como Procter & Gamble, que ya anunció que en los próximos storyboards de sus campañas publicitarias a nivel regional y global, “no volverán a ignorar la diversidad”.

Esto significa que modelos con perfiles con menor visibilidad aparecerán más y más en los comerciales de alguno de los productos de esta marca.

Al menos así lo anunció Marc Pritchard, Chef Brand Officer de Procter & Gamble, que se comprometió a luchar contra la inequidad sistemática “que ha sido parte de la vida estadounidense por siglos”.

“Hoy [la inequidad racial] es inaceptable y tenemos que lidiar con ella,” indicó en un comunicado dirigido a los empleados.

Pritchard anunció que a partir de ahora, contrataría más personal afrodescendiente, de origen indígena y de color, y que exigiría que sus socios comerciales dentro de la industria de la publicidad, a quienes calificó de “demasiado blancos”, hicieran lo mismo, tanto en la comunicación interior como en la exterior.

“En una junta que tuve fui demasiado claro: no quiero volver a ver un storyboard que no refleje a la población a la que servimos, que es de herencia mexicana y no deseo estar en una reunión donde no se represente a nuestro consumidor final”.

La declaración de Pritchard es histórica y esperamos ver que rinda frutos muy pronto. Esta decisión fija un precedente muy importante en el mundo de la publicidad, uno que debería replicarse en todo el mundo, a lo largo de la industria.