Esta marca juega con los estereotipos para vender crema de avellanas

Guillermo Todd

Para la canadiense Kraft y su agencia creativa Rethink, intentar vender crema de avellanas en Italia, país tradicionalmente asociado a su creación, es un asunto de risa.

En su campaña más reciente, la compañía de alimentos envasados se burla de este hecho al poner a distintos italianos estereotípicos, reaccionando ante la “osadía” de una empresa extranjera de intentar reproducir un alimento que consideran “suyo”.

Los estereotipos van desde un panadero hasta un religioso que ante el bote de la crema de avellanas Kraft, muestran su escepticismo ante la calidad del producto que tienen en mano.

Con total desconfianza, cada personaje prueba la crema de avellanas de Kraft solo para descubrir que es tan deliciosa que, como la marca indica en el cortometraje comercial “incluso algunos italianos creerán que es bastante buena”.

Algunos personajes lloran de tristeza al darse cuenta que su prejuicio estaba muy equivocado, mientras que otros anuncian a gritos que el producto que Kraft sacó en Italia, supera incluso a sus marcas de crema de avellanas más queridas.

Échale un ojo a esta campaña, ya que además de ser divertida, es algo meta, al burlarse de lo que algunas personas podrían creer cuando tengan un bote de la crema de avellanas de la marca en mano.

Imagina que un día una marca japonesa o canadiense intenta vender en México chiles en vinagre o un producto asociado a nuestra cultura gastronómica. ¿Cuál crees que sería su approach en esa situación?