Cómo el Coronavirus afectó una de las campañas más famosas de KFC

Guillermo Todd

Resulta imposible negar el impacto negativo que la pandemia del Covid-19 ha dejado en distintos sectores de la industria y la economía.

Si bien en las últimas semanas se han contado decenas de eventos que han tenido que cancelarse o posponerse para evitar la propagación del llamado Coronavirus, esta emergencia mundial ha cobrado una nueva víctima: la publicidad.

De acuerdo a fuentes oficiales, un grupo de 163 personas interpuso una queja ante la ASA o Autoridad de Estándares de Publicidad del Reino Unido, por el mensaje una de las campañas de la cadena de restaurantes de comida rápida KFC: Finger Lickin’ Good.

El eje central de esta campaña es que el pollo que vende esta compañía es tan bueno, que no podrás evitar chuparte los dedos, cosa que molestó a los quejosos porque consideran que sumergidos en la pandemia, KFC “no puede recomendarle a la gente babear sus falanges”.

Por su parte, la ASA logró que la compañía estadounidense cancelara temporalmente su campaña (en Reino Unido), con el fin de evitar que más personas consideren que la cadena de restaurantes de comida rápida mande el mensaje equivocado en una época en la que los contagios están a la orden del día.

Según un portavoz de la marca, la postura oficial es la siguiente: “No parece ser el momento adecuado para transmitir esta campaña, por lo que se decidió pausarla brevemente. Estamos muy orgullosos de ella y esperamos volver a lanzarla en el futuro”.

Aquí uno de los spots que formó parte del concepto “Finger Licking’ Good”.