Pronto el marketing en redes sociales cambiará para siempre

Guillermo Todd

El momento anunciado está por llegar y es que el CEO de Instagram anunció durante la conferencia WIRED25, que la red social se deshará definitivamente del contador de likes de todas sus cuentas a nivel mundial.

Esto sucede meses después de que se aplicara una fase de pruebas en las que algunos usuarios de siete países: Canadá, Irlanda, Italia, Brasil, Japón y Australia, sufrieron el cambio antes que nadie con el fin de darle a la gente de Instagram la data suficiente para conocer el impacto que esta medida tomaría si se aplicara a nivel global.

Adam Mosseri, el director ejecutivo de esta app, dijo que el contador de likes, que ha sido catalogado como un peligro para la salud mental de las millones de personas que usan esta red social, irá desapareciendo de forma paulatina en todo el mundo.

La medida se toma luego de que varios estudios independientes descubrieran una relación entre la baja estima de los usuarios de Instagram y la poca cantidad de likes que obtienen en sus publicaciones (en especial comparándola con el número de interacciones que los influencers acumulan en cuestión de segundos).

Por otro lado, este cambio cambiará la forma en la que las marcas se anuncian, ya que no tendrán una forma de cuantificar el éxito de las campañas que emprenden con los llamados instagramers.

Ahora, en lugar de poder analizar qué tan bien le fue a un contenido pagado mediante la cantidad de likes, las marcas tendrán que buscar la manera de fomentar que los seguidores de un influencer reaccionen ante una publicación, ya sea a través de shares o comentarios.

También existen herramientas de medición de interacciones dentro de Instagram, pero con el fin del contador de likes, poco podrán hacer las marcas para saber exactamente cuál fue la impresión del público ante sus campañas en redes sociales.

Toma en cuenta este cambio tan importante en Instagram, ya que en cuestión de semanas, tu forma de anunciarte en esta red social cambiará drásticamente.