Este es probablemente el packaging más creativo que hemos visto en mucho tiempo

Guillermo Todd

¿Cómo diseñas el packaging de una empresa que se dedica a la venta de frutos secos? Para muchos, con una bolsa para contenerlos y distribuirlos sería suficiente, pero para el diseñador Constantin Bolimond, esta solución no basta.

Inspirado en la manera en la que algunos roedores almacenan alimento en su abazón o saco flexible oculto en ambos lados de su hocico, Bolimond creó un packaging ideal para este tipo de producto.

La idea del diseñador no es gratuita, ya que los frutos secos representan el estereotipo del alimento favorito de casi todos los roedores del campo, por lo que vender este producto en un envase que parece el hocico repleto de una ardilla, tiene todo el sentido del mundo.

En realidad, el packaging no es cosa del otro mundo, ya que consta de una bolsa que contiene el producto, dispuesta dentro de un pedazo de cartón con el diseño caricaturizado de una ardilla y el branding de la compañía.

Hay tres diseños que Bolimond creó junto a la genial ilustradora Tamara Vareyko y los diseñadores Aleksey Koler y Nikita Bulgakov: una ardilla que contiene avellanas, un hámster para las almendras y por supuesto, un ratón con el abazón repleto de semillas de girasol.

Un dato curioso sobre el hámster es que su nombre viene del término alemán “hamstern“, que significa algo así como acaparar, debido a su capacidad para almacenar una gran cantidad de alimento en su hocico.

Pocas veces nos llama la atención un ejemplo de packaging tan bonito y creativo como este.