¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

15% de los hogares mexicanos serían inteligentes el próximo año

Patricia Bedolla

Para 2020, 15% de hogares mexicanos podrían ser inteligentes, esto significa que desde un dispositivo móvil estarán conectados los servicios de luz eléctrica, el agua, la puerta principal, la televisión o la videovigilancia, estimó el director general de Lloyd’s, Salomón Saad.

Lloyd, empresa mexicana con más de 25 años en el mercado de electrónicos y de equipos de seguridad, presentó en enero su oferta de solución de Internet de las Cosas para el hogar, la cual destaca por ser compatible con Alexa y Google Assistant.

Saad destacó el interés que se ha despertado en México por tener una casa inteligente luego de la llegada de los anteriormente mencionados asistentes de Amazon y Google.

“Vaticinamos que las soluciones de casas inteligentes van a crecer de forma muy acelerada en este año y los que vienen”, abundó el director de esta empresa mexicana que busca convertirse en referente en innovación relacionada con el Internet de las Cosas.

La firma prevé que para empezar alcanzará entre 15 y 20% de la población, toda vez que tratan de hacer una solución accesible a la gente.

En México existen cerca de 64 millones de usuarios con dispositivos inteligentes y más de 17 millones de hogares tienen Internet, por lo que cada vez es más accesible implementar un hogar inteligente, indicó Salomón Saad.

Beneficios de tener una casa inteligente

Uno de los beneficios de tener una casa inteligente, expuso el director de Lloyd’s, es la seguridad, ya que no solo se puede ver lo que está pasando, sino que se puede actuar de forma independiente, de forma inteligente y alertar a las autoridades o a los familiares.

Agregó que la segunda ventaja es el ahorro, ya que el usuario puede apagar las luces de forma automática cuando se va o encenderla cuando está llegando, mientras que la tercera es la comodidad, pues con solo algunos comandos de voz se pueden tener el control de toda la casa.

“Estas soluciones no son caras, pues se puede empezar con la inversión de un foco que tiene un precio promedio de 400 pesos o un sensor de unos 500 pesos; es posible iniciar de forma gradual hasta llegar conectar toda su casa, en la se podría invertir hasta 40,000 pesos”, finalizó Saad.

 

Con información de Notimex.