Helvetica Now: la tipografía se moderniza por primera vez luego de 20 años

Pamela

Si hay una familia tipográfica que podemos catalogar como la solución a todos nuestros problemas de diseño, es sin duda la de Helvetica. Sin saberlo, hemos sido testigos de su presencia en cientos de imágenes corporativas, medios y revistas.

La presencia de esta tipografía suiza (que nació en 1957) en todos lados, responde a su longevidad y elegancia que prácticamente la convierte en una fuente muy integrable, sin embargo, a través de los años ha sido alterada para adaptarse a las necesidades de cada generación y también de cada tendencia publicitaria, por lo que ha sufrido algunos cambios.

Luego de décadas, fue la empresa Linotype aquella que le dio una nueva lavada de cara a Helvetica a través de una de las variantes que más se utilizan hoy en día: Helvetica Neue (término que hace referencia a su nombre original, Neue Haas Grotesk).

El motivo por el cual esta variante se popularizó tanto, recae en el hecho de que la era digital estaba llegando. Su diseño era compatible, por primera vez, con las necesidades y resoluciones del entorno digital de principios de la década de los años 80.

Sin embargo, esta misma variante también presentaba algunos problemas, especialmente en la puntuación y determinados símbolos que no funcionaban correctamente en la fusión con otros caracteres y eso ha sido motivo suficiente para que otras compañías como Google o Apple, dejaran de utilizarla como principal en sus productos estrella (y así fue como nacieron Roboto y San Francisco, sus propias familias).

El nacimiento de Now

Así después de un análisis de todos estos pequeños tropiezos y las necesidades de nuestros tiempos para preservar la belleza y funcionalidad excepcionales de Helvetica, es como nace una nueva variante: Now.

En palabras sencillas, esta nueva variante también está pensada especialmente para el entorno digital: previamente era difícil percibir correctamente el letraje en pantallas pequeñas como las de un smartwatch, Now corrige ese problema.

Al considerarse esta una nueva familia tipográfica, tanto usuarios como empresas deberán pagar por la licencia completa a través del sitio web de My Fonts, cada variante puede adquirirse por 35 dólares o bien, el descargar la familia completa tiene un costo por tiempo limitado de 149 dólares.

A través del portal oficial de Helvetica Now, es posible descargar de manera gratuita y de forma indefinida, la variante Black de esta renovada familia. El único requisito es llevar a cabo un registro a través de este enlace.

 

Fuente: Helvetica Now (Monotype)