Esta cruda campaña muestra lo cruel que puede ser la caza

Guillermo Todd

En Tailandia, la agencia creativa Ogilvy se unió con la organización Freeland de protección a animales, para crear una campaña que “muestra el lado más cruel y sangriento de la caza deportiva”.

Bajo el concepto de “The Truth behind the wall”, podemos ver los cuerpos de varias bestias que los cazadores suelen cazar por diversión, colgando del otro lado del muro de trofeos.

En lugar de revelar las cabezas que decoran los hogares de algunos cazadores, se deja ver el lado menos “elegante” o “tradicional”, de esta actividad, misma que se lleva la vida de cientos de miles de animales que son sorprendidos en su hábitat natural por gente que los asesina sin otro motivo que el del “deporte”.

Los prints son crudos y hasta repulsivos, debido a que muestran el pelaje desordenado, sucio y ensangrentado de los animales, cuyo cuerpo cuelga por el cuello de forma grotesca.

La idea es generar repulsión en la audiencia para hacerla reflexionar sobre este tipo de actividades.

Tal vez por un lado, un cazador muestre con orgullo sus trofeos dentro de una habitación pulcra, pero por el otro está lo que se oculta detrás: el cadáver ensangrentado de un animal que fue asesinado cuando menos se lo esperaba.

En Tailandia esta actividad parece ser bastante popular, especialmente entre la gente de clases medias-altas y acomodadas, que matan animales como parte de una ocasión social y no para alimentar a sus familias.

Independientemente de lo que pienses de la caza deportiva, creemos que vale la pena echarle un vistazo a este tipo de campañas, debido a lo bien ejecutadas que fueron.