Ahora crear apps sin saber programar es posible gracias a creación de universitario mexicano

Guillermo Todd

La plataforma Apphive fue creada por el egresado de la Maestría en Gestión de la Innovación Tecnológica por la Universidad Iberoamericana, Jonatán Vázquez.

Con este desarrollo, todo aquel que desee crear una app para resolver alguna necesidad o lucrar con ella, podrá hacerlo incluso si sus conocimientos en programación, requisito comúnmente necesario para diseñar una aplicación móvil o para computadoras, son pocos o nulos.

Según Vázquez, Apphive ayudará a las empresas medianas y pequeñas a visibilizar sus productos y servicios a través de herramientas digitales que faciliten el acceso a nuevos consumidores, así como algunos aspectos de su logística interna y externa.

En Apphive, el usuario arrastra y suelta elementos para ir agregando funciones como cámara, bases de datos, sistemas de usuarios, paneles dinámicos e incluso sistemas de posicionamiento global, para ir diseñado una experiencia digital que puede ser publicada en las tiendas de aplicaciones Android o iOS.

Sobra decir que la publicación de estas apps no está garantizada y que depende mucho de los controles internos tanto de Google como de Apple, para darle salida a cualquier servicio propuesto.

Apphive propone una experiencia de plantillas prediseñadas que reduzca los costos de diseñar una app, acorte tiempos de desarrollo y le abra las puertas a un número cada vez mayor de empresas, al mundo digital y especialmente, el móvil.

Según el portal oficial de la comunidad de estudiantes de la universidad, Apphive ya tiene apps publicadas en distintos países del mundo, así como 200 horas de tutoriales gratuitos.

Debido al potencial de esta herramienta, el proyecto de Jonatán Vázquez fue uno de los 11 seleccionados por una aceleradora de startups con base en Silicon Valley, meca del desarrollo tecnológico y la innovación digital.

De convertirse en una herramienta todavía más accesible, Apphive podría resolver muchos de los problemas que algunas empresas todavía tienen para dar el salto al mundo digital, al quitar del camino los típicos problemas que surgen durante el desarrollo de una app.

Actualmente, una compañía sin accesos digitales, podría encontrarse en riesgo de desaparecer, ya que gran parte de la comunicación entre clientes y proveedores, sucede en el ecosistema de las apps, la movilidad y la innovación.