China podría tener la clave para reactivar al cine en un mundo post-Covid

Guillermo Todd

Al parecer China ya sabe cómo comenzará a reactivar los cientos de salas de cine que existen dentro de su territorio: reestrenando viejas pero taquilleras películas que mucho de su público no ha visto antes.

A falta de nuevos estrenos y tras la ralentización de la producción cinematográfica en todo el mundo por la pandemia, se decidió proyectar en formato 3D y a resolución 4K, el largometraje de 2001 “Harry Potter y la Piedra Filosofal”.

De acuerdo a la consultora Artisan Gateway, esta cinta basada en el mundo fantástico creado por la autora británica J.K. Rowling, recaudó 13.4 millones de dólares solo en el primer fin de semana.

La idea es que poco a poco se vayan reestrenando cintas viejas, a la vez que la industria del cine reanuda actividades y comienza a lanzar estrenos.

El regreso a las salas de cine en China se ha hecho bajo las más estrictas medidas de seguridad con el fin de evitar un repunte en el número de contagios.

De esta forma, las salas de cine podrían sobrevivir en estos tiempos en los que hay pocas razones para visitarlas y se ahorra un poco al momento de adquirir los derechos de versiones mejoradas de viejas películas.

En el caso chino, no solo se proyectó una cinta que ha recaudado millones en taquillas de todo el mundo, sino que se presentó en un formato nuevo (3D y 4K) que incluso podría llamarle la atención a quienes ya habían visto la cinta.

Interesante la forma en la que se intenta reactivar una industria que resultó afectada por la crisis sanitaria de principios de año, ¿no crees?