¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Así pueden obtener tus datos FB y Twitter aunque no tengas una cuenta

Patricia Bedolla

Hay una mala noticia para los que creen que por no estar en Facebook o Twitter sus datos están a salvo: están equivocados, ya que se puede obtener información de ellos a través de sus amigos o familiares.

Investigadores del Departamento de Matemáticas y Estadísticas de la Universidad de Vermont realizaron un estudio que demuestra que los usuarios de las redes sociales no solo generan datos de comportamiento sustanciales sobre ellos mismos, sino también sobre los integrantes de su círculo social.

El artículo publicado en la revista Nature Human Behavior agrega más evidencias al ya muy discutido argumento de que la privacidad ya no está en manos de las personas, incluso si se abstienen de las redes sociales.

El estudio

Los investigadores Lewis Mitchell y James Bagrow reunieron más de 30 millones de tuits públicos de 13,905 usuarios de habla inglesa, excluyendo retuits, y utilizaron herramientas para obtener una imagen más completa de los usuarios.

Asimismo, procesaron los tuits de los contactos más frecuentes de cada usuario para ver si podían usar esos datos para ayudar a predecir futuros tuits del usuario original, y resulta que estas herramientas predictivas revelan mucha más información de la que nos gustaría creer.

Mitchell y Bagrow pudieron demostrar que los tuits de amigos les permitieron predecir bastante sobre el usuario original. Los tuits del usuario original les permitieron predecir futuros tuits con una tasa de precisión de 64% y los contactos les proporcionaron datos suficientes para predecir futuros tuits con una tasa de precisión de 61%.

El resultado

En conclusión, el estudio demuestra que la información contenida en los tuits de 8 o 9 de los contactos de una persona hace posible predecir los tuits posteriores de esa persona con la misma precisión que si estuvieran viendo directamente el propio feed de esa persona ¡De miedo! ¿no?

Sin embargo, hay un límite superior matemático sobre la cantidad de información predictiva que pueden contener las redes sociales, y no pueden saberlo todo.

Pero la pregunta es ¿qué pueden saber? La respuesta es cosas como afiliación política o religiosa, o productos en los que podría estar interesado.

Los investigadores reconocieron que su investigación “plantea preguntas profundas sobre la naturaleza fundamental de la privacidad, y cómo, en una sociedad altamente interconectada, las elecciones y la identidad de una persona están integradas en esa red”.

“No hay lugar para esconderse en una red social”, dijo el coautor Lewis Mitchell.

El profesor James Bagrow, también autor del artículo, confirmó:

“Ustedes solos no controlan su privacidad en las plataformas de redes sociales. Sus amigos también tienen algo que decir”.