Cortometraje visibiliza el confinamiento al que los humanos someten a millones de animales

Guillermo Todd

Tal vez para muchos de nosotros, el confinamiento y el distanciamiento social sea algo temporal, pero para millones de animales, es un asunto sin final evidente.

La organización en pro de los derechos de los animales: Born Free, lanzó un corto animado titulado “Creature Discomforts: Life in Lockdown”, que podría traducirse en “Una vida en confinamiento”.

En el video vemos cómo un equipo ficticio de entrevistadores le pregunta a un grupo de animales encerrados en un circo, algún zoológico abandonado o dentro de una diminuta jaula, sobre la manera en la que han sobrellevado el enclaustramiento.

Los testimonios de cada animal animado se basan en entrevistas reales con personas que han sufrido los efectos de varios meses de distanciamiento social y cuarentena por la crisis sanitaria.

Este elemento del cortometraje es el que carga consigo un potente mensaje, ya que nos invita a ver con otros ojos lo que algunos animales salvajes en cautiverio podrían sentir tras pasar años encerrados y lejos de su hábitat natural.

La idea detrás de este potente cortometraje fue de las mentes creativas de la agencia Engine, que decidieron comparar la experiencia temporal de millones de nosotros, con lo que los animales podrían estar sintiendo tras años detrás de las barras de una jaula.

Según detalla el creativo Ollie Agius para la revista Creative Review, “las similitudes entre los humanos en la cuarentena y los animales salvajes en cautiverio se hicieron evidentes cuando llevaron a cabo las entrevistas a varias personas que tuvieron que confinarse en distintos puntos del Reino Unido”.

Las voces son de personas reales que, sin ayuda de guión alguno, se sinceraron sobre lo que han sentido durante más de tres meses de encierro.

Creature Discomforts: Life in Lockdown es un potente testimonio de los daños que el cautiverio provoca en los animales y visibiliza un problema que aun en medio de la crisis sanitaria, hay que atender.