¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Sigue estos consejos y evita odiar tu trabajo y ser más productivo

Guillermo Todd

Para muchos resulta inevitable acabar odiando su trabajo, pero ¿sabías que hay una forma efectiva de mantenerte motivado incluso si llevas años en el mismo lugar?

No, este no es un secreto milenario ni una técnica inédita de meditación, sino una serie de pasos que puedes seguir para conservar tu empleo.

Primero que nada, olvídate de los términos como “debo” o “tengo”, ya que ambos se asocian a algo negativo que, por obligación, tienes que hacer.

Reemplaza estas dos palabras por cosas que se tienen que hacer para conseguir un objetivo en común o que te acercarán a esa meta que llevas años persiguiendo.

Si algo te desmotiva (créeme, a todos nos pasa incluso varias veces al día), detente, cierra los ojos y respira profundamente.

Esto te ayudará a concentrarte en el problema que hay que resolver y en seguir adelante.

Obsesionarte con un problema y estancarte es muy fácil, pero no te llevará a ningún lado. Mejor cambia de actitud y pasa a la página siguiente.

Evita estos errores si quieres continuar motivado todos los días:

  • Ver tus metas como una lista de pendientes
  • Explotarte a ti mismo y desgastarte
  • Hacer lo que la sociedad quiere de ti
  • Olvidar tus objetivos o posponerlos por tiempo indefinido

Mejor persigue eso que sueñas lograr, materializa tus sueños desde hoy y tómate un descanso cada vez que te sientas agobiado.

De esta manera, lograrás dos cosas: mantenerte motivado o dejar el trabajo que tanto odias para conseguir el de tus sueños.