¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Cómo administrar tus tiempos como un verdadero maestro

Guillermo Todd

Para muchos, el tiempo puede convertirse en un verdadero enemigo de la productividad, pero si sigues cualquiera de estos pasos, puedes convertir cada minuto en una oportunidad para concretar una meta.

Primero, aprende a delegar. De esta manera, podrás concentrarte en tareas importantes mientras otros se concentran en temas más cotidianos. Así evitas estancarte con asuntos que el resto de tu equipo podría resolver fácilmente.

Establece deadlines. No hay mejor forma para administrar tu tiempo que imponerte límites de tiempo que debas respetar para cumplir cada uno de tus objetivos en tiempo y forma. Esto evita que procrastines.

Evita procrastinar. Se dice fácil, pero si te concentras en siempre estar ocupado en algo que te haga avanzar cada día, podrás evadir este fenómeno incluso sin darte cuenta.

Comienza temprano. Sí, es necesario ganarle horas al día si comienzas bien temprano en la mañana y aprovechas cada minuto para salir a tiempo de la oficina con un récord de objetivos cumplidos.

No hagas multitasking. Hubo un tiempo en que todos recomendaban y celebraban el multitasking, pero lo cierto es que se es más productivo si uno se enfoca en cumplir un objetivo a la vez.

Aprende a decir que no. No todas las solicitudes de ayuda son buenas. Si tienes las manos llenas de trabajo, no temas en decirle que “no” a esa persona que necesita de tus habilidades.

Y recuerda que un “no” nunca es un definitivo. Puedes ayudarle a tus compañeros otro día que estés más libre.

Descansa. Por último, te recomendamos tomarte varios breaks a lo largo del día, ya que cada minuto de relajación te ayudará a despejarte y ser mucho más productivo.

Si sigues estos pasos, comenzarás a sacarle jugo a cada minuto que pasas trabajando.