¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Cómo combates la ansiedad y el estrés cuando eres emprendedor

Guillermo Todd

Ser emprendedor no se trata solo de materializar una iniciativa o proyecto, sino de luchar contra tus propios miedos y las adversidades que tus circunstancias vayan imponiendo frente a ti.

Un grupo de expertos llegó a la conclusión de que para combatir el peor aspecto de convertirte en tu propio jefe o en dueño de tu negocio o compañía, debes hacer lo siguiente:

Evita estimulantes como la cafeína, el alcohol y, por difícil que parezca, la nicotina. Si crees que un trago de tu aguardiente favorito será bueno para “soltarte”, piénsalo dos veces, porque en grandes dosis, esta bebida es más estimulante que un depresor.

Duerme, pero hazlo bien. Recuerda que dormir bien ayudará a tu cerebro a operar de manera más eficiente.

Mascar chicle también ayuda a relajarte.

Prueba técnicas de relajación o meditación que puedas llevar a cabo varias veces durante el día. En serio, tomarte unos 10 o 15 minutos de relajación total todos los días, te ayudarán a mantenerte aterrizado y despejado.

Haz ejercicio, ya que la actividad física ayuda a metabolizar la hormonas culpables de tu estrés. Si te ejercitas con regularidad, estimularás la segregación de dopamina, serotonina, endorfinas y estrógeno, lo que te ayudará a mantenerte más concentrado y menos ansioso.

Lleva un diario que te ayude a ver las cosas desde una perspectiva que te ayude a detectar problemas y encontrar soluciones.

Haz que tu lugar de trabajo sea tan cómodo, bonito y agradable como sea posible. Enciende un incienso o coloca un humidificador con aroma a limón para “acariciar tus sentidos”.

Habla con algún amigo y coméntale tu día. Tal vez lo único que necesitas para desestresarte es hablar con alguien.

Por último, busca ayuda de un profesional. Si ves que nada de esto ayuda y tu nivel de estrés no decrece, entonces consigue un buen especialista que te ayude a relajarte.