Pronto podremos volver al cine… pero con ciertas condiciones

Guillermo Todd

El autocinema de Cinemex, una de las dos cadenas de cines líder en el mercado mexicano, está listo para abrir sus puertas de cara a la “nueva normalidad”.

Esto supone el esperado regreso de una de las industrias de entretenimiento más potentes del mundo y una de las más grandes oportunidades para los anunciantes a nivel global.

Luego de más de cuatro meses detenido, el negocio del cine en México resultó tan afectado, que cientos de salas tendrán que cerrar para evitar un colapso total en la industria, lo que supondría un verdadero desastre para los publicistas que aprovechan la gran asistencia del público mexicano, para dar a conocer sus productos, por no mencionar la pérdida de miles de empleos.

Sin embargo, con la apertura del formato de autocinema (en el cual por su naturaleza resulta mucho más fácil seguir las medidas de distanciamiento social), se mantiene encendida la luz de la esperanza.

Las condiciones

Para reactivar al cine en México, se usará la Arena Ciudad de México como autocinema en el que la entrada para cada automóvil con hasta cinco personas, tendrá un costo de 290 pesos.

Ahora, el recinto solo tiene capacidad para recibir 180 autos, lo que supone una ganancia por función, solo de boletos de entrada, de aproximadamente 52 mil pesos.

A esto habría que sumarle las ganancias de dulcería, que continúa siendo uno de los negocios más lucrativos para los complejos de cine.

Tal vez esta sea la nueva manera en la que esta industria operará en nuestro país (y quizá en el mundo), pero ¿le convendrá este formato a los anunciantes?

Mientras haya personas en las salas de cine, habrá clientes potenciales listos para consumir tu producto si continúas apostándole a esta industria.

¿Crees que valga la pena este regreso a la nueva normalidad? Se aproxima un punto de inflexión en el mundo de la publicidad y el marketing.