Burger King y su nueva estrategia de llevar hamburguesas a conductores atrapados en el tráfico

Patricia Bedolla

Uno de los mayores problemas de la Ciudad de México es el tráfico que causa que los mexicanos pasen en promedio cinco horas en sus automóviles.

Por lo que para hacer la espera más llevadera, la cadena de comida rápida Burger King ha lanzado una iniciativa para llevar pedidos a los conductores que están en el tráfico.

El video promocional menciona que los conductores pueden hacer pedidos y pagarlos a través de la app de Burger King, la cual rastrea el automóvil por GPS para hacer la entrega.

Además, para no generar distracciones al momento de manejar, los pedidos pueden hacerse mediante comandos de voz.

La agencia We Believers, que cubre el mercado hispano en Estados Unidos, es la encargada de la iniciativa Traffic Jam Whopper que utiliza datos en tiempo real para localizar el tráfico.

Una vez que localiza la zona de tráfico envía mensajes a los conductores a través de vallas y carteles digitales que se encuentran en la zona invitándolos a pedir un menú.

La iniciativa lleva operando una semana y en ese corto lapso los pedidos han incrementado un 63%.

Burger King planea operar el mismo proyecto en Los Ángeles, Shangai y Sao Paulo.