¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Bonafont envasará su agua en bolsas para apoyar a comunidades indígenas

Guillermo Todd

La era de las bolsas de plástico ha llegado y esto ha hecho que el packaging tradicional del que dependía mucha de la distribución de la empresa de bebidas Bonafont, comience a dar señales claras de una profunda transformación.

En lugar de vender agua en botellas de PET, esta marca comenzará a moverla en bolsitas de plástico que serán más amigables con el medio ambiente, reducirán costos, facilitarán su transporte y posterior consumo, y además, se ganarán al público más preocupado por los temas de sustentabilidad ambiental.

En estos tiempos de pandemia y crisis santiaria, lo mejor que pueden hacer las grandes compañías es transformarse, y tomar la decisión de usar bolsas de agua en lugar de botellas de PET, podría comenzar a rendir frutos a mediano y largo plazo.

La decisión fue tomada como una forma de emprender activismo contra el Covid-19 y apoyar a las comunidades indígenas más aisladas del país en su lucha contra la pandemia.

Bonafont anunció que transformó parte de su proceso de embotellado para envasar 35 mil litros de agua en bolsas para entregarlas a 10 mil personas en situación de pobreza, con ayuda de proyectos benéficos como Fundación Nobles Tercios, Comedor Santa María, Fundación Échale a tu Casa y la Fundación Origen.

Cada bolsa tendrá una capacidad para 5 litros de agua, lo que facilitará el transporte del producto a estas comunidades de difícil acceso.

Por años se ha estado barajando la posibilidad de cambiar los envases de PET por alternativas más ecológicas, como bolsas de plásticos biodegradables o incluso envases comestibles o capaces de disolverse rápidamente; sin embargo, el que una firma como Bonafont comience a coquetear con este tipo de empaques, habla de un interés genuino en innovar.

El packaging también forma parte de una buena estrategia de marketing y cualquier empresa que maneje producto físico, debe aprender a dominarlo.