Esto es lo que está pasando con el boicot de 400 marcas contra Facebook

Guillermo Todd

Compañías de la talla de Coca-Cola, Facebook y hasta Six Flags México, anunciaron que el miércoles 1 de julio, retirarían su publicidad de Facebook porque consideran que esta plataforma “promueve mensajes de odio”.

Todo comenzó con el asesinato del ciudadano George Floyd el pasado 25 de mayo pasado, que provocó una inflexión en la sociedad de Estados Unidos y un fuerte debate sobre el tema del racismo en ese país.

A partir de entonces, Facebook se convirtió en un campo de batalla ideológico, en el que las armas principales fueron anuncios pagados que “incitaban el odio racial” dentro de la red social.

Las marcas, molestas porque sus anuncios aparecían asociados a discursos de odio que posteriormente eran borrados, iniciaron conversaciones con portavoces de Facebook que, según fuentes cercanas al asunto, “no llegaron a ningún lado” o alcanzaron acuerdos “poco satisfactorios”.

Luego de varias reuniones con personal de la red social en la que no se llegó a ningún acuerdo ni se ofreció indemnización alguna a las compañías que resultaron afectadas por esta falta de control dentro de la plataforma, se organizó un boicot que comenzó a mostrar sus efectos el 1 de julio.

Hay al menos una decena de demandas contra las medidas insatisfactorias que Facebook ha tomado para evitar la divulgación de mensajes de odio pautados (en los que la red social recibe dinero a cambio de mayor difusión) y las marcas parecen cada vez más insistentes con sus exigencias.

Por su parte, representantes de esta plataforma indicaron que someterían a una auditoría de sus controles a los discursos de odio, pero poco más se ha hecho para resolver el problema.

El principal negocio de Facebook es el de la publicidad pagada dentro de su estructura social y el que marcas como Starbucks y Coca-Cola, se unan a un colectivo de otras 400 empresas para dejar de pagar publicidad dentro de un servicio como este, habla mucho de lo preocupante que es dejar que tu publicidad aparezca junto a un mensaje que violente las garantías individuales de otros.

Se viene un cambio importante en la dinámica de la publicidad digital.