¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Logos racistas a los que también les urge un rediseño

Guillermo Todd

Con la salida de Aunt Jemima de las cajas y publicidad de la famosa marca de Hot Cakes de PepsiCo., retomamos un artículo firmado por la periodista Lisa Lacy en AdWeek, donde recopila algunos de los “otros” logos que nacieron del racismo, la discriminación, la segregación y los estereotipos contra los afrodescendientes en Estados Unidos.

Ya hablamos de cómo Aunt Jemima representaba a una mujer negra vestida a la usanza de la servidumbre de las plantaciones del sur de Estados Unidos a mediados y finales del siglo XIX, y de lo erróneo que era mantenerla como mascota incluso tras varios rediseños que buscaron alejarla de sus orígenes racialmente prejuiciosos.

Pero apostamos a que quienes no viven dentro de Estados Unidos, no ubicaban a este personaje, mascota de la marca Cream of Wheat, que al principio representaba a un hombre que, según indica Lacy, fue creado a finales del siglo XIX por el dueño de la empresa con ayuda de un antiguo esclavo negro al que llamaba “Rastus”.

A pesar de sus orígenes racistas, la marca coloca el diseño del dueño original de Cream of Wheat, en su blog llamado “Nuestras Memorias Favoritas“. Vaya manera de aceptar con gusto que uno de sus personajes más famosos fue inspirado por un esclavo.

Otro personaje controvertido es el del producto Uncle Ben, que al igual que Aunt Jemima, vende alimentos fáciles y rápidos de preparar.

Lacy explica en su artículo (link del cual agregamos aquí) que el personaje fue creado alrededor de la segunda mitad de la década de los cuarenta y que el personaje que aparece en las cajas de este producto, se inspiró en un granjero texano de origen africano al que le quedaba tan bien el arroz, que se hizo legendario en su comunidad.

A este señor le decían “Uncle Ben” (Tío Ben), que según las viejas costumbres de la era Jim Crow, una marcada por altos niveles de racismo profundamente arraigados en la sociedad de los territorios del sur de Estados Unidos, denotaba cierto grado de inferioridad ante sus contrapartes de origen europeo.

Apodos como “Boy”, “Uncle” y “Old Man”, eran formas despectivas de referirse a un hombre afrodescendiente de Estados Unidos.

Ahora los personajes de estas compañías ya no parecen tan inocentes, ¿verdad?