Aprende a ser productivo mientras esperas tu próximo vuelo

Guillermo Todd
Waiting for a night flight in airport

Para vuelos internacionales se recomienda llegar al aeropuerto con, por lo menos, tres horas de antelación, mientras que para los nacionales, el tiempo recomendado es de dos.

Si ya hiciste check-in y documentaste maletas, te espera un largo tiempo de espera (suponiendo que el vuelo sale a tiempo), y si tu salida se retrasa, suma al menos dos horas de inactividad casi total.

Muchos emplean este tiempo para navegar a través de sus redes sociales o hacer llamadas, pero ¿qué harías si te decimos que puedes aprovechar estas horas muertas?

Si puedes, sal del aeropuerto

Esto aplica únicamente cuando tienes una espera de cinco a más horas.

Toma un taxi (o pide un auto mediante alguna app) y explora la ciudad que te quede más cerca.

Haz socios, conoce las necesidades de la gente. Nunca sabes cuándo ni dónde encontrarás un cliente nuevo.

Incrementa el awareness

Si ya tienes un producto brandeado, ¿por qué no aprovechar el flujo constante de personas de un aeropuerto para exponerlas a tu marca?

Si tienes ropa o accesorios con branding, úsalos… presúmelos.

Incluso si puedes repartir bolígrafos con tu marca, hazlo.

Esto nos lleva al siguiente punto.

Luce bien

Nadie acepta un bolígrafo de un fulano en un aeropuerto, pero las posibilidades de que lo haga si luces presentable, aumentan considerablemente.

Recuerda siempre lucir bien, ya que si quieres anunciar tu marca, tú, como su fundador o socio principal, eres uno de sus productos.

No hay pretextos, un aeropuerto no te da excusas para lucir mal. Recuerda siempre llevar un kit de viajero en el que venga un peine, enjuague bucal, una pasta de dientes y hasta un poco de colonia.

Contesta correos

Si tienes pendientes, resuélvelos mientras esperas tu vuelo. No hay pretexto. Haz llamadas o responde correos. Elimina problemas hasta el último minuto en que estés disponible.

Lee

Aprovecha “el tiempo muerto” leyendo algo que nutra tu intelecto, te entretenga o te inspire.

La próxima vez que retrasen tu vuelo o estés mucho tiempo en la sala de espera, aprovecha algunos de estos tips y verás cómo tu marca o idea se benefician.