Administra tu tiempo como un campeón con “las tres R’s mágicas”

Guillermo Todd

El balance entre el ocio y el trabajo es importantísimo para todos nosotros, pero si queremos alcanzarlo, debemos aprender a aprovechar muy bien las horas que pasamos en la oficina.

Esto se llama optimización de tiempo y puede lograrse fácilmente si te echas un clavado a la filosofía de “las tres R’s (o erres) mágicas”: Recicla, Reutiliza y Reduce.

No, este no es un mantra para disminuir los desechos orgánicos, sino una excelente forma de aprovechar las horas que pasamos en el trabajo.

Si sigues al pie de la letra este principio, pronto te encontrarás con tanto tiempo libre en las manos, que tendrás que aprovecharlo en lo más importante: tú mismo.

Reduce

Como lo lees, debes “reducir todo eso que te sobra”: las juntas inútiles, los correos innecesarios, los procesos burocráticos que en poco o nada contribuyen al trabajo.

Si está en tu poder, reduce el número de actividades que te restan productividad. Lo agradecerás después.

Recicla

¿Tienes un contenido al que le fue muy bien el año pasado o hace algunos meses? No dudes en volverlo a poner en circulación.

O mejor aún, úsalo como base para un contenido nuevo. Por ejemplo, si tienes resultados de un estudio importante que fue exitoso entre tu audiencia, no lo dejes ahí, conviértelo en una infografía o video.

La idea es concentrarse en crear contenido evergreen o que siempre pueda circular sin perder vigencia tan rápido, sin importar en qué formato lo presentes.

Reutiliza

Así como se hace con algunos objetos en casa, concéntrate en reutilizar lo que ya hayas creado en tu oficina: un calendario, un plan editorial o hasta un proyecto ya finalizado.

La idea es ahorrar tiempo aprovechando lo que ya existe.

De esta manera, podrás exprimirle horas a tu semana y aprovecharlas para divertirte solo, con amigos, en familia o con tu pareja.

De esta manera siempre estarás inspirado y con energía para dar lo mejor de ti en el trabajo.