Vuélvete el CEO de cualquier empresa antes de tu próximo cumpleaños

Guillermo Todd

Aceptémoslo, la mayoría de los millennials queremos convertirnos en jefes de todo ni bien llegar a cumplir con nuestra primera semana de trabajo.

Por un lado, eso es poco probable que suceda, ya que el mundo simplemente no funciona así, pero existe una manera de acelerar tu ascenso a CEO… creando tu propia empresa.

Este método consiste en seguir al pie de la letra los siguientes tres pasos.

Primero que nada, aprovecha el poder de la energía de tu oficina.

No importa si es positiva o negativa, tienes que convertir esa energía en cosas que ayuden a construir un mejor proyecto.

Las personas de las que te rodees, tendrán tan diferentes ideas y necesidades, que tendrás que saber cómo bajarles tu proyecto. De esta manera te curtirás para cuando tengas que hacer “el pitch de tu vida”.

Debes conocer tus límites y saber cómo transformar tu discurso para tener la capacidad de venderle tu proyecto a quien sea.

En segundo lugar, debes ser humilde, ya que de esta manera no solo te ganarás la admiración de tu equipo, sino también su respeto.

La humildad te abrirá puertas y te convertirá en un líder a quien vale la pena seguir. De lo contrario, si te dejas llevar por el ego y eres prepotente, probablemente irás perdiendo aliados.

Por último (y no por ello menos importante), construye un equipo que pueda satisfacer todas y cada una de tus necesidades profesionales.

No te rodees de amigos, sino solo de las mejores personas que contribuirán al éxito de tu proyecto.

Recuerda que al contar con un equipo, tu empresa deja de ser totalmente tuya, sino que se convierte en “el bebé de todos”. Aprende a compartir éxitos y fracasos.

Ahora lo sabes, tal vez no te convertirás en el CEO de la empresa para la que trabajas, pero sí en director ejecutivo de TU PROPIO PROYECTO.

Pon en práctica estos consejos y cumple tus sueños antes de tu próximo cumpleaños.