Final de ¿Quién es la Máscara? lidera la audiencia en televisión nacional

Guillermo Todd

La noche estelar en la que Disco Ball se llevó el premio más grande de la competencia de talento más vista de la televisión, rompió récords de audiencias.

Según datos de Nielsen IBOPE, la emisión en la que María León conquistó la segunda temporada de ¿Quién es la Máscara?, fue sintonizada en aproximadamente 8.2 millones de televisores, 80% más que la competencia el mismo día y en la misma franja horaria.

El episodio en que Disco Ball se posicionó como la ganadora indiscutible al alcanzar el primer lugar, fue emotivo, lleno de inesperadas sorpresas y a la altura de las expectativas del público.

Luego de una reñida competencia en la que jueces y público votaron por su personaje favorito, Mapache se colocó en segundo lugar, seguido de Oso Polar y Zombie, que llegó a la final y reveló su identidad real: Jesse Huerta, de Jesse y Joy.

Por diez episodios, se mantuvo en secreto la identidad de la actual ganadora del programa, lo que revela que incluso con toda la conversación que se levantó alrededor de este exitoso programa, la magia de saber quién estaba debajo de cada máscara y disfraz, nunca se perdió.

En contraste, el Exatlón, que se transmite en TV Azteca a la misma hora, solo tuvo 4.5 millones de personas mirándolo, 80% que la gran final de ¿Quién es la Máscara?

Este cierre de transmisiones no solo le trajo al público emoción y sorpresas, sino que también rompió récords de audiencia, demostrando que las producciones de Televisa siguen estando muy alto en el gusto de los mexicanos.