¿Cómo está cambiando el consumidor?

Frente Creativo

Sabemos que vivimos inmersos en la era digital, absolutamente en cada actividad que realizamos en nuestra vida cotidiana está presente.

Muchas veces decimos que los millennials, y la app generation (Generación Z), son los que verdaderamente son digitales. Sin embargo, todas las generaciones han tenido que adaptarse al mundo digital de una manera bastante fuerte.

En el caso de México, quizá destaca especialmente respecto de otros países, porque digamos que nuestro país es una especie de tierra fértil para este mundo digital.

Tutoriales parte de nuestra vida

Somos el primer país en el uso de tutoriales. ¿De dónde procede esto? Pues por ejemplo, lo podemos relacionar con este gran ingenio mexicano que nos permite hacer cosas o crear nuevas cosas de la nada y aprenderlas de una manera muy autodidacta.

De esta manera, digamos que los tutoriales nos están ayudando a incursionar en diversas materias que, sin una educación formal, nos permiten acceder a ellas.

E-Commerce a la alza.

Estamos viendo el desarrollo del consumidor digital en México en otras dos cuestiones; por un lado, el famoso e-commerce, que se trata de las compras a través de Internet.

El estudio de comercio digital de la AMIPCI demuestra que en el periodo del 2016 a 2017, ha habido un crecimiento tremendo de más del 28% en el consumo o en la compra de productos y servicios a través de medios digitales.

También, sabemos que en el primer trimestre de 2018, un 66% de los consumidores mexicanos realizaron algún tipo de compra a través de medios digitales.

¿A qué se debe el crecimiento?

Por un lado el tema de que todas las marcas de productos y servicios están desarrollando sitios web y aplicaciones móviles cada vez más fáciles de usar, más amigables y más personalizadas para el usuario.

Integran además estrategias de Gamificación, que es básicamente incluir dinámicas lúdicas y de juego a todas las interacciones que tenemos en nuestras aplicaciones móviles.

También a través del uso del Big Data, ocurre que le estamos dando información a las marcas, a los productos y a los servicios que están ligados a ese tipo de aplicaciones.

Se está conociendo al consumidor.

Les damos toda nuestra información, de nuestros usos, nuestros hábitos, nuestras costumbres, nuestras formas de consumo, nuestras preferencias, nuestros gustos, desde musicales hasta de los lugares que nos gusta visitar o las marcas que queremos comprar.

De esa manera, a través de sofisticados sistemas, transforman toda esa data en información útil para ofrecernos los productos y servicios que se acomodan a nuestras necesidades.

Y de esa manera, provocan en nosotros que queramos hacer nuevos consumos pues están más personalizados.

La inseguridad ha sido un detonante.

El otro elemento está muy claro, la inseguridad que se vive en México y que no podemos cerrar los ojos ante dicha situación.

Cada vez nos da más miedo salir, no queremos ir al centro comercial, no queremos ir a la tienda de la esquina. Preferimos hacerlo todo desde la comodidad de nuestra casa y a un solo clic de distancia. Y las aplicaciones móviles nos están dando esta posibilidad.

El Banco desde la app.

Hace apenas dos años empezaban a ser incipientes todas las aplicaciones móviles bancarias. Apenas podíamos hacer ciertas transacciones muy pequeñas o muy básicas.

La realidad es que hoy todos tenemos al menos una aplicación bancaria y estamos constantemente viendo evoluciones en las mismas a las que se añaden nuevos features, nuevas funcionalidades que nos permiten tener una vida más cómoda.

Si la gente tiene miedo de salir a la calle a hacer una compra, imagina el miedo que les da salir a un cajero automático a sacar dinero o a hacer una transacción un poco más compleja.

Por ejemplo, desarrollos de aplicaciones móviles como el retiro de efectivo sin tarjeta o cuestiones similares nos han facilitado increíblemente la vida. Y ahí es donde hemos visto el principal desarrollo en aplicaciones móviles.

Con información de Lexia.